Gatos Bosque de Noruega en Madrid

Sobre la extirpación de las uñas en gatos

¿Qué es la desungulación u oniquectomía?

Es un procedimiento muy doloroso que NO es médicamente necesario para los gatos en la mayoría de los casos y consiste en extirpar no solo la uña del gato sino el tercer hueso o extremo de la falange de un gato. A diferencia de las uñas humanas, las garras de los gatos están unidas al último hueso en sus dedos. Para ilustrarlo con humanos, sería como cortar el dedo de una persona en la última articulación de cada dedo. Esta cirugía además de dolorosa no viene exenta de riesgos, muchos gatos después de la operación sufren dolor toda su vida, hay nervios que pueden quedar dañados, pueden producirse infecciones, hemorragias, etc.

Esta extirpación es en realidad una mutilación y acarrea multitud de perjuicios para el gato alterando su anatomía y el equilibrio de su cuerpo además de generarle problemas de conducta y privarles de uno de sus comportamientos inherentes esenciales.

Es importante entender que rascar con sus uñas en superficies es un comportamiento normal de los gatos que tiene una función natural en ellos, para ejercitar el movimiento de garra necesario utilizado en la caza y escalada, así como un medio para estirar su cuerpo, asear las garras delanteras y dejar su "tarjeta de presentación" olfativa mediante impregnar con su particular olor las superficies que definen su territorio.

Dado que esta cirugía es una mutilación, está terminantemente prohibida, y lo único que hay que tener en cuenta es que debemos proporcionar a nuestros felinos lugares donde ellos puedan ejercitar este comportamiento de rascado; hoy en día hay multitud de opciones para todos los bolsillos, incluso DIY que podemos realizar nosotros mismos con moquetas, esparto, sisal, trozos de árbol, etc.

Imprimir Correo electrónico

Comentarios potenciados por CComment

Bosque Arashi

Criadores de gatos Bosque de Noruega en Madrid
Afijo TICA 21008 - Afijo FIFE 2021
[email protected]